Proyecto El Hechizo

GUION TECNICO


GUION LITERARIO

ESCENA 1

PRESENTACION: Titulo de la obra “El hechizo” – Realización de Producción: Nombre del director.
ESCENA 2
El hechicero, personaje principal, va volando sobre un fondo pictórico.
En la secuencia de vuelo se agregaran diferentes efectos de imagen y sonido. Por ejemplo: chispas destellantes y el ruido que producen.
ESCENA 3
El hechicero se encuentra con un personaje femenino sin pies. Se realiza una toma en primer plano de la misma que se encuentra sentada en el piso, cabizbaja y pensativa.
ESCENA 4
El hechicero sobrevuela el personaje mencionado en la escena anterior, rociando sobre ella un hechizo el cual se representara en forma de chispas destellantes que se esparcen a su alrededor.
ESCENA 5
Secuencia de crecimiento del pie. Se va adhiriendo plastilina hasta formar un pie inmenso en comparación con el personaje.
ESCENA 6
El personaje femenino se va irguiendo hasta ponerse de pie.
ESCENA 7
El hechicero se para frente a la mujer y la observa.
Luego de unos segundos la mujer levanta uno de sus pies y lo aplasta bruscamente.
ESCENA 8
Se muestra la figura del hechicero aplastado y unas manos que se acercan para rescatar las alas.
ESCENA 9
La mujer se coloca las alas robadas en los talones y sale volando. En esta escena se van a utilizar dos muñecos diferentes: uno para la acción de colocación de alas y el otro para la acción de vuelo, conforme a la fisonomía del primero.
ESCENA 10
FIN- TITULOS Y AGRADECIMIENTOS.

ANALISIS TEORICO SOBRE LA MAGIA.

“La Magia es el conocimiento, no puede controlar la suerte, eliminar los accidentes, adivinar los giros inesperados de los hechos naturales o hacer que el trabajo humano sea confiable y adecuado a todas las exigencias prácticas. El conocimiento es soberano hasta un límite, más allá del cual nada pueden hacer ni la razón ni la lógica. Interviene entonces la magia. Se trata de sistemas de superstición, de ritual. La magia existe en todas partes. Se recurre a ella cuando la suerte y las circunstancias no son completamente controladas por el conocimiento. La magia tradicional es una institución que fija, organiza e impone a los miembros de una sociedad la posible solución a problemas que plantea la impotencia humana más allá del conocimiento o la habilidad técnica. La magia posee una verdad pragmática que aparece cuando el hombre está desintegrado ante la incapacidad de su conocimiento de controlarlo todo. La magia es también una fuerza organizativa de la sociedad. El mago, por su sabiduría y fuerza secreta, controla las actividades prácticas asociadas.” (Boivin Mauricio; Rosato Ana; Arribas Victoria. “Constructores de otredad. Buenos Aires, Editorial Antropofagia, Año 2004.)

En el mundo romano, cuando el espíritu científico del pensamiento griego antiguo dejó de satisfacer las necesidades humanas, comenzaron a florecer extraños cultos y sectas.  Existía un interés y la creencia en la magia, la brujería, los fantasmas, el curanderismo espiritual, la adivinación, los amuletos de buena suerte, etc.  Las corrientes de religiones, magia y astrología orientales nacen en el Egipto helénico y romano.

La urbanización de Roma alejo a mucha gente de las campiñas, de su ritmo de vida y de su culto reposado. Esto condujo a una crisis de identidad, situación que provocó la inseguridad en varios sujetos y consecuentemente, la exigencia de un vínculo más directo y personal con lo divino. De esta forma comienzan a surgir en Roma nuevas religiones y cultos, y con ellos: sabios, curanderos, santos, profetas, astrólogos y magos.

Existe una estrecha relación entre los ritos paganos y las creencias religiosas, al igual que las cuestiones “mágicas”. Muchos ritos agrícolas aun son conservados.  De hecho la magia se vincula a los sacerdotes. Los “Magi” eran los sacerdotes de Zoroastro de Persia y tenían la reputación de poseer una gran sabiduría secretea y poderes sobrenaturales. Ellos presidian las ceremonias religiosas, interpretaban augurios y sueños y estudiaban astrología, así como también eran consejeros del rey. Los llamados “tres reyes magos” que llevaron presentes al niño Jesús eran “Magi”.

En realidad gran parte de la magia de Grecia y Roma era nativa, pero los escritores romanos y griegos se empeñaron en hacinar la magia como una importación de un Oriente “misterioso” y seductor.  Muchos filósofos realizaban viajes a estos lugares para aprender de ella y enseñarla a su regreso. El más famoso de los magos griegos fue Pitágoras, creador de la “Numerología”, metodología adivinatoria  que aun en la actualidad se practica.

Pitágoras consideraba que los números contenían la clave para la comprensión del universo.  Orfeo en cambio, abogaba por los poderes de la música, y como gran poeta que era, se supone que escribió varios encantamientos. La figura del “Chaman” asoma detrás de estos legendarios magos.

Muchos escritores reconocieron a Egipto como la fuente principal de las artes mágicas extranjeras y gran cantidad de su simbología asociada a lo divino, otorgó a Egipto un atractivo poderoso que jamás desapareció.

A lo largo de la historia la “magia” pasó a convertirse en un término peyorativo. La práctica mágica aceptada no era considerada como tal, sino como parte de la religión o de una costumbre respetable.  Asimismo el mago era un ser con una función social. Se lo podía asociar a lo milagroso, así como también a lo demoniaco y a las artes oscuras.

Los magos tenían la capacidad de penetrar planos extrafisicos de la existencia, podían convertirse en animales, se decía que eran  omnipresentes y que podían observar hechos a gran distancia, incluso del futuro. Estas creencias reforzaron la idea de que era un ser capaz de abandonar su cuerpo y sobrevivir a la muerte, un ser potencialmente divino.

 

MAGIA Y RELIGION

El sacrificio es una forma mágica de acercarse a los dioses. Si bien los romanos clasificaron la magia como una importación foránea, estos rituales formaban parte de sus ceremonias religiosas. Existía la convicción de que el sacrificio debía producir beneficios automáticamente.

La magia tiene también, una relación estrecha con la muerte. Tanto en Italia como en Egipto el medio mágico de asegurarse una vida eterna feliz era mediante la representación de imágenes en los sepulcros donde se mostraban a los muertos disfrutando de las virtudes del paraíso. En los sarcófagos romanos de los primeros siglos de la era cristiana, figuran diversos símbolos y mitos con tal fin.

Algunas formas de magia son las del lenguaje y los amuletos. La primera consistía en escribir una maldición para derrocar un enemigo y luego enterrarla dejándola a disposición de los poderes del infierno. En el segundo caso los amuletos pueden ser de buena fortuna o en otros casos siniestros: restos de cuerpos humanos, maldiciones, tablillas de plomo con el nombre del paciente, cenizas con sangre y otros objetos malignos que se supone que pone las almas bajo la tumba.  Otras formas de dañar al enemigo era construir figuras de arcilla o trapos y luego pincharlo, torturarlo y quemarlo, en la creencia de que la victima sufriría la misma agonia.

CURANDERISMO, SUEÑOS Y BRUJAS.

La magia y la medicina permanecieron ligadas por mucho tiempo. Se creía que los brujos tenían la capacidad de sanar y de hecho fabricaban numerosas pócimas y hechizos de sanación. Por ejemplo para la fiebre mezclaban cera con los recortes de uñas y pies del paciente. Luego éste debía colocar esta poción en la puerta de la casa del vecino para que de este modo, pueda transferírsele la enfermedad. Otra práctica usual, para aliviar las ulceras de las encías, era frotarlas con el diente de una persona que haya sido asesinada. Asimismo las hierbas y las drogas también eran utilizadas y muy valiosas para tratamientos médicos por sus cualidades confiables y genuinas. Muchas plantas eran usadas con fines analgésicos y afrodisiacos. En la era prehistórica la  magia y la medicina cumplían el mismo rol.

En Grecia y Roma se creía que las enfermedades nerviosas y mentales eran en realidad espiritus. El ejemplo más notorio de ello es la epilepsia , cuyo nombre en griego significa, literalmente, que el paciente ha sido capturado por algo externo.

La magia también se vinculaba con la cuestión onírica.  En el mundo antiguo los sueños eran tratados con respeto, como indicadores del futuro. El famoso “Oráculo de Delfos” era consultado a través de ellos. En el antiguo testamento, Dios habla en los sueños ya sea en forma directa o mediante espiritus subordinados.

El mas antiguo texto de interpretación de sueños que se conserva es egipcio y data aproximadamente del año 1350 A.C. (Chester Beatty) A menudo se apoya sobre las mismas asociaciones y juega con palabras similares a las que se emplean para explicar los sueños en el psicoanálisis tradicional. También contiene encantamientos para evitar los peligros revelados en los sueños.

En Grecia aparecieron libros sobre sueños alrededor del siglo IV A.C. El Oneirocriticá de Artemidoro fue considerado el más valioso de ellos. Artemidoro vivía en Asia menor y había viajado mucho coleccionando sueños.

Gran parte del material sobre brujería en el mundo antiguo y de épocas posteriores posee una atmosfera onírica que sugiere que en tanto representa las experiencias de brujos reales, este material está basado en alucinaciones. Sin embargo la bruja clásica es una representación de la pesadilla. Los escritores griegos y romanos las asocian a la oscuridad, los misterios y la noche. Éstas no eran madres fértiles, sino vírgenes o hechiceras estériles y dañinas soberanas de la oscuridad. Usaban encantamientos e imágenes, hierbas y venenos con fuerza mágica repulsiva. La bruja Pánfila del Asno de Oro está equipada con incienso, láminas de metal con los símbolos secretos grabados, garras y picos de aves,  trozos de carne y sangre humana, cráneos, narices y dedos de hombres asesinados. Ella se podía convertir en lechuza, animal estrechamente relacionado a las brujas por ser un ave de presa nocturna. No es casual para la cultura occidental, que los hechiceros hayan sido hombres y las brujas mujeres. A lo largo de la historia la mujer cumplió un papel amenazante y enigmático para los hombres.  Una de las brujas más populares fue Circe, prototipo de las grandes hechiceras sobrehumanas de leyendas y romances: bella, despiadada, dominante, sexualmente fascinadora, capaz de poner a los hombres bajo un hechizo y mantenerlos en la servidumbre. Su nombre significa “astuta”. La  bruja es un ser sexualmente voraz y a menudo se la describe practicando magia para atrapar al  hombre que desea.

La distinción entre magia y brujería en la literatura clásica está determinada por el sexo. La brujería es magia femenina y asociada al mal. La bruja posee ese conocimiento misterioso y secreto, el poder mortal que los hombres atribuyen a las mujeres. Su vínculo con los venenos y las hierbas se debe a que la recolección de plantas era una actividad femenina, mientras que los hombres se ocupaban de la caza.

En las sociedades patriarcales la figura de la bruja simboliza el temor y el odio por las actitudes de las mujeres. Ella se convierte en el estereotipo de la mujer que no permanece obediente en la casa.

LA BRUJERIA Y LOS RITOS DE SANACION EN LA CULTURA MAPUCHE.

El mal es percibido como una fuerza en la cultura mapuche: el huecuve. Este término de diversas interpretaciones es el “origen del mal”, proyecciones malignas en el cuerpo de un individuo realizadas por un hechicero. Los huecuves enferman a las personas o simplemente las aniquilan. La “machi” es quien cura estos males expulsando los malos espiritus que atormentan al enfermo. En San Juan de la Costa, los espiritus del mal pueden tomar forma de ave, duendes y otras figuras. En este sitio los pajaros son verdaderos agüeros de la enfermedad y la muerte. Sus gritos y cantos en la noche son augurios de desgracias humanas (dícese del pájaro de mal agüero).

Es notable la diferencia que existe entre la representación de la bruja y el hechicero mapuches, y la representación clásica occidental. Como ya hemos visto tanto en Grecia como en Roma, las brujas eran seres malignos y los hechiceros poseían cualidades curativas y milagrosas. Sin embargo en la cultura mapuche el hechicero se presenta como un ser maligno y la “machi” es un personaje que limpia, sana y posee buenas cualidades tanto mágicas como espirituales. Probablemente esto este asociado a la forma fundacional totalmente opuesta de ambas culturas. Es decir, los mapuches son una civilización matriarcal, el mapu ) tierra es la génesis de todo.

Se dice que los hechiceros mapuches corrian carreras en chanchos malignos de una ciudad a otra. El hechicero perdedor debía entregar su gente al ganador para que éste se los coma. Los brujos  se pueden valer de espiritus del mal o simplemente transformarse en pajaros o animales para provocar el mal a personas, casas o sembrados.

La idea de eliminar el espíritu maligno que atañe al enfermo, es una metáfora antropofágica representada en el cortometraje. El movimiento antropofágico brasilero tenía como fin desechar lo que no sirve de una cultura y asimilar lo bueno. En la obra  el hechicero es eliminado pero el poder de sus “alas” es lo único que el otro ser decide conservar.

El trabajo se realizó mediante la técnica de “stop motion” y se editó con Adobe Premiere Pro. Previamente cada fotografía fue retocada en fotoshop.
BIBLIOGRAFIA

  • Historia de la magia, Richard Cavendish, Ed.Lidiun, Buenos Aires 1979. 
  • Vida religiosa de los huilliches de San Juan de la Costa. Rolf Foerster. Ediciones Rewe, Chile 1985.
  • Boivin Mauricio; Rosato Ana; Arribas Victoria. “Constructores de otredad. Buenos Aires, Editorial Antropofagia, Año 2004.

 

 


Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s