Melisa Fernandez Csecs

Cinemagraph

¿Qué es un cinemagraph?.Cinemagraph es un termino acuñado por los fotógrafos  estadounidenses Jamie Beck y  Kevin Burg. Se trata de una técnica cuyo resultado es una fotografía en la que ocurre una acción de movimiento menor y repetida, y se obtiene combinando herramientas de video y edición de fotografía.

En otras palabras, no es más que un GIF animado con una atmósfera más elevada y un concepto estético más interesante.

¿Cómo hacer un cinemagraph?En primer lugar hay que disponer de una cámara filmadora. Una vez obtenido el video, se procede a la edición del mismo en photoshop. A continuación adjunto un tutorial donde se explica la técnica paso a paso.

http://www.labnol.org/software/cinemagraph-tutorial/19453/


CINEMAGRAPH POR JAMIE BECK:http://fromme-toyou.tumblr.com/

Se sugiere selección de una leyenda de raíces celtas para inspiracion de guión de trabajo:

Jorge Luis Borges “Literaturas germánicas medievales”Ed. Emecé Argentina 1978

ANTECEDENTES HISTÓRICOS FAMILIARES.

A continuación se realiza un breve relato histórico acerca de Hungría. Mi investigación se origina en la búsqueda de mis raíces familiares y el interés mostrado en mi producción artística, acerca de la cultura indo-europea, sus creencias y mitología.

Hungría es un país de Europa central,  sin salida al mar. Fue sitio de grandes disputas de soberanía a lo largo de la historia de occidente, por lo que sus límites regionales han variado en varias ocasiones.

Formó parte del Imperio Autrohúngaro a partir de 1867, junto a Republica Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Austria, Croacia, Bosnia y Herzegovina entre otros.

Los húngaros comenzaron a establecerse en la zona de la Cuenca de los Carpatos. Se dice que este territorio fue originalmente dominio de los hunos, y que “Atila” sería su primer monarca. Los hunos eran tribus euroasiáticas de diversos orígenes que se expandieron en regiones de oriente y occidente.

Gran parte de su población tienen raíces gitanas.

En sus inicios los húngaros se autodenominaban “Magiares”, un grupo étnico de Europa del Este, con influencia de otras tribus como los avaros, hunos y mongoles.

En cuanto a la religión de los hunos no se sabe casi nada de ella. Aparentemente tenían un tipo de adoración al caballo (ya que estos animales eran una figura casi sagrada para ellos). Las fuentes romanas suelen referirse a ellos como individuos subhumanos carentes de cualquier clase de dios y moral, sin creencia en otra vida aparte de la terrenal, aunque se sabe que tenían algo parecido a chamanes o brujos en su tribu (que creían en la existencia de abominaciones subterráneas infernales), especializados en la adivinación a partir del examen de restos y huesos de animales. Originalmente cremaban a sus muertos, aunque más adelante comenzaron a inhumarlos. Practicaban tanto la poliandria como la poliginia.

A partir de estos conceptos se desprenden varias ideas acerca de la magia, el ritual y la feminidad, enraizada a esta cultura, heredada por nuestros ancestros.

En adelante me ocuparé de  ampliar un poco más la temática de las etnias originarias europeas, sus creencias y mitos y de cómo ello influye en la actualidad.

LEYENDA CELTA: LA REINA MAGA Y LOS FORMORÉ

A continuación se relata brevemente el mito de La reina Cessaire, que representa una reencarnación de Cirse. Más adelante y partiendo de esta leyenda, se realizaron una serie de ejercicios de creatividad con el cual se procederá al armado de un guión para la secuencia de cinemagraph final.

“Cuenta la leyenda (S. XXVI A.C.) que luego del “Gran Diluvio Universal”, la isla que sería Irlanda estaba habitada por dos razas: los Formoré (gigantes cíclopes) y las tribus de la reina maga Cessair (reencarnación de Circe).

Se dice que Cessair pereció con toda su raza en manos de los Formoré. Respecto de estos últimos se los describe con diversas formas: algunos con un solo pie, un solo ojo y una sola mano, mientras otros poseen cabezas de animales, generalmente de cabra.

Los Formoré solían propiciar a la confusión, nunca atacaban a sus enemigos pero estaban siempre acechando.

En la mitología griega, Circe era una hechicera que podía transformar a los hombres en animales. Cuando Odiseo/Ulises, rey de Itaca (héroe de Troya y protagonista de la Odisea) llegó con sus hombres a  su isla, Circe los transformó en cerdos. Sólo pudieron recuperarse con ayuda de Hermes que tenía un antídoto para sus encantamientos.”

Cessaire contra los Gigantes

1. Cessaire, la reina maga, era un ser temible y seductor. Los hombres se acercaban a ella atraídos por su seducción y luego eran relegados a la servidumbre, y transformados en horrendos seres mutantes, con cola de cerdo, patas de cabra, hocico, cuernos, cabellos, orejas de rata. Y sobre todo perdían su voz y sólo podían relinchar, a menos claro, que quisieran decir su nombre.

2. Era una reina ambiciosa,  que habitó la Isla que algún día se convertiría en Irlanda. Pero ella anhelaba poseer más tierras, y por eso comenzó una absurda guerra contra sus vecinos, los Formoré, que era una tribu de gigantes ciclopes.

3. Algunos además de tener un solo ojo, tenían una sola mano o pierna.

Se cree que ellos eran seres atontados, sin embargo  no lo eran. Solian acechar a sus enemigos de una forma amenazante pero nunca iniciaban una batalla. Su táctica era desorientar a los posibles invasores para mantener su territorio.

4. A pesar de los constantes acechos, Cessaire no se sintió persuadida y comenzó a elaborar una serie de pócimas que le serian útil para otorgar mayor fuerza a sus sirvientes  y así, poder derrotar a los gigantes. Además de extrema fortaleza les otorgó un aspecto más horrendo del que ya tenían. De esta manera podrían intimidar al enemigo.

5. Cuando los sirvientes de la reina se acercaron a la orilla del mar para cruzar al territorio de los gigantes vieron sus rostros reflejados, por primera vez, después de muchos años. Su estima estaba tan degradada que ningún encanto podía amansar su furia.

6. Fue por esto que los sirvientes mutantes se aliaron con la tribu de los Formoré y juntos aniquilaron a Cessaire.

7. Una vez muerta la reina, comenzaron a entablarse grandes disputas acerca de la soberanía de sus dominios, por lo que los Formoré y los mutantes se enfrentaron en una atroz batalla.

8. El odio y la sangre que corrió por las aguas de aquellos legendarios terrenos, despertó la cólera de los dioses, quienes sentenciaron a los Formoré a vivir eternamente en las montañas y quitaron a los mutantes aquello que aun tenían de humano, convirtiéndolos en simples animales.

9. Desde entonces las zonas montañosas de Irlanda tienen rostros y aspectos similares al de los gigantes. Y se dice que por las noches, puede oírse el espíritu de la reina maga, deambulando entre los arbustos y rogando que alguien diga su nombre.

La reina Cessaire sosteniendo su vara de algarrobo encantada,

Vestida con sedas de oriente  y un gorro de espuma mágica

Confeccionado por las sirenas del Océano Pacífico.

El resultado del ejercicio técnico: una narración con ocho escenas, basados en una leyenda tradicional con interpretación libre y caracterización de un personaje.

LIBRO INTERACTIVO: GUIÓN TÉCNICO
Cada escena será presentada en un formato digital a modo de libro interactivo. La misma se logra mediante la utilización de una aplicación “flash” que permite cambiar de página con el mouse.
BOCETO DE UN FORMORÉ
Formoré es una especie de Gigante Cíclope que habitaba la zona aledaña al mar de Irlanda. Es un ser intelegente a pesar de no aparentarlo. No suele iniciar batallas pero sabe como defenderse. Acechan al enemigo para persuadirlos y crearles un
estado de confusión. Algunos ademas de un ojo tienen
un solo pie o una sola mano.

BOCETOS DE MAQUILLAJE

Foto 1: Cessaire Maquillaje / Foto 2: Formoré Maquillaje

Foto 1: Sirviente Mutante-Perro / Foto 2: Sirviente Mutante-Cabra

PRUEBA DE MAQUILLAJE 1

Cessaire

BOCETO DE PRESENTACIÓN

http://img70.xooimage.com/files/6/d/9/prueba-libro-2e5c041.swf

 .

TAPA DEL LIBRO (BOCETO)


INTRODUCCION A LA HISTORIA DE LA FILOSOFIA OCCIDENTAL. 

A lo largo de la historia el hombre ha intentado explicarse el origen de su existencia. La construccion mitológica fue la forma primordial que encontraba el sentido del universo y de la vida. Con el tiempo surgen la filosofía, la lógica y  la religión. Distintas formas de explicar el mundo y de poner “significado” a aquello que es incomprensible.

Cada  cultura ha creado su dios o sus diversos dioses, manifestando de este modo, la necesidad de creer en una existencia más allá de la vida, para dar sentido al propio ser.  A lo largo de  los siglos miles de pensadores han puesto palabras a este fenómeno social.

EL HELENISMO

El mundo griego comenzó a expandirse de la mano del Imperio de Alejandro Magno. En diez años (de 334 a 324 AC) el imperio persa cayó bajo las manos del joven conquistador macedonio. El mundo por un breve periodo estuvo sometido al domino de Alejandro, quien estimuló a los macedonios para que se casasen con mujeres asiáticas.

A la muerte de Alejandro el imperio fue dividido en tres partes: la europea o el imperio antígono; la asiática o el reino seleucida;  y Egipto de los Ptolomeos. Así la civilización griega se derramo por toda Asia. El arte y las influencias literarias dan cuenta de ello. Fue una crecida invasión cultural, en especial en ciencia y filosofía. De esta manera oriente  produjo influencia sobre occidente, un ejemplo de esto fue la “astrología babilónica”.

Ante el derrumbamiento de los grandes imperios, el clima general de los tiempos helenísticos tenia un sentimiento de inseguridad  y lo transitorio de las cosas se grababa en el ánimo de los hombres.

El centro de investigación científica se trasladó de Atenas a Alejandría. Las poblaciones esclavas habían crecido enormemente, hasta el punto que a un hombre libre se le dificultaba competir en las esferas laborales en las que los esclavos realizaban todo el trabajo. La única alternativa era convertirse en soldado.

Esta sensación de inseguridad trajo consigo una falta de interés por los asuntos públicos y decaimiento del temple moral e intelectual.  La actividad animosa frente a la vida de los filósofos atenienses era parte del pasado. En el campo de la filosofía comienzan a surgir nuevos movimientos.  El primero de ellos ligado a “Antístenes”, uno de los discípulos de Sócrates. Él se rebeló contra las costumbres de su tiempo y finalizó sus días retornando a una vida primitiva. Uno de sus discípulos fue “Diógenes” quien llevó una existencia tan pobre como la de un perro, por lo que lo llamaron “cínico” (perruno). El aspecto primordial de la doctrina cínica presentaba un alejamiento de los bienes materiales y una concentración en la virtud como único bien digno de poseer. “Cuanto más débiles son los bienes que nos atan, menores son las probabilidades de que nada nos hiera o decepcione”.  Con el tiempo esta doctrina creció y fue una tradición muy divulgada y poderosa.

Otro movimiento filosófico importante de la época fue el “escepticismo”, que eleva la duda a la categoría de dogma.  Afirma que nadie puede conocer nada con seguridad. El primer filosofo escéptico fue “Pirrón”.

Epicuro fue otro gran filósofo cuya doctrina tenía como objeto  fundamental el logro de un estado de paz no perturbado. El bien primordial para Epicuro es el placer, y estos placeres incluyen tanto los del cuerpo como los de la mente.  El hombre virtuoso es el circunspecto en la búsqueda de sus placeres, apuntando a un alejamiento de la actividad y la responsabilidad. Esta teoría da nacimiento a la concepción de una vida feliz completamente opuesta a la de Sócrates y Platon. Epicuro rechazó, también, la religión, fenómeno puramente social que nace a partir de una  necesidad, por lo tanto al rechazar una, rechaza por consecuencia la otra. A pesar de ello no niega la existencia de los dioses y demuestra que el temor a la muerte es irracional ya que es algo que no podemos experimentar.

El más influyente movimiento filosófico del helenismo fue el “Estoicismo”. El fundador de este movimiento fue “Zenón”. El aspecto de esta doctrina tiene su origen en el modo de vivir socrático y su continuidad en la enseñanza de la ética y cautivó la imaginación de de reye s y gobernantes helenísticos. Para Zenón, Dios es un poder inmanente  parte del cual vive en cada ser humano. El mayor bien para él es la virtud. Las pérdidas de los bienes materiales siempre pueden ser reparadas pero si se pierde el respeto por sí mismo, el hombre se convierte en un ser por debajo del nivel humano (tal como le ocurrió a los sirvientes mutantes que servían a Cirse en el mito que acontece este relato).

En el año 161 D.C. Marco Aurelio ocupó el trono y dedicó su vida al servicio del imperio. Corrían tiempos turbulentos, y el emperador se hallaba ocupado en frenar a las tribus bárbaras, cuyas incursiones en la frontera imperial empezaban a poner en peligro la supremacía romana.

Marco Aurelio persiguió a los cristianos porque el repudio que hacían éstos de la religión oficial conllevó una gran disidencia. Esta conducta lo que denostaba un signo de debilidad por parte del emperador. Marco Aurelio además, era un pensador que escribía a diario sus reflexiones filosóficas. En general adhiere a la teoría estoica del bien, y con respecto al deber público sostuvo un punto de vista concordante al de Platón: siendo el hombre un ser social, corresponde a este el deber político.

El primer contacto entre Grecia y Roma ocurrió a través de las colonias griegas de la Italia Meridional. Durante el tercer siglo, las dos principales ciudades griegas sucumbieron ante Roma. Políticamente Roma había comenzado como una ciudad estado similar en muchos aspectos a las ciudades estados de Grecia.  Un legendario periodo de reyes etruscos fue seguido de una republica dominada por una clase aristocrática gobernante que controlaba al Senado. A medida que el Estado creció se fue orientando hacia la democracia.  La expansión territorial dio como resultado que muchas familias dirigentes se enriquecieran mientras los pequeños propietarios  eran desplazados de sus tierras.

A finales del siglo II A. C.  una serie de guerras desembocaron en la instauración de un gobierno imperial.

Una de las razones por la cual el imperio romano comenzó a desmoronarse, fue el abuso de las autoridades militares para mantener un gobernante al poder. Los príncipes barbaros que servían a las legiones romanas cayeron en la cuenta de que podían utilizar sus habilidades a favor de sus propios intereses.  Cien años más tarde Roma caía bajo el dominio de los Godos.  Sin embargo la influencia del pasado sobrevivió  a través del cristianismo, que bajo Constantino, había sido declarado religión oficial del Estado. En tanto que los invasores se hicieron conversos, la Iglesia pudo conservar el conocimiento de la civilización griega.

Se filtraron en Occidente influencias religiosas procedentes de la Mesopotamia que produjeron el nacimiento del cristianismo. Las tendencias sincréticas que, bajo el Imperio, actuaron en el campo de la religión se vieron acompañadas de un desarrollo similar al de la filosofía.  Surge como doctrina el “neoplatonismo” que fue de gran influencia en la teología cristiana.  En cierta manera representó un puente entre la Antigüedad y la Edad Media.

EL CRISTIANISMO PRIMITIVO

En la época grecorromana la filosofía occidental fue independiente de la religión y, aunque los filósofos plantearan cuestiones de interés religioso, los sacerdotes no tenían ningún tipo de influencia ni poder sobre los pensadores de aquellos tiempos. El período intermedio entre la caída de roma y el final de la Edad Media difiere de este respecto. En occidente la filosofía se convirtió en una actividad que floreció bajo el patrocinio y dirección eclesiásticos. Existen varias razones para que esto ocurriese así.

Las tradiciones seculares se mantuvieron durante algún tiempo. Lo que sobrevivió de ellas fue conservado por la iglesia, y la filosofía se convirtió en una rama del saber destinada a justificar el dominio del cristianismo y sus guardianes. Mientras sus dogmas fueron plenamente aceptados, la Iglesia conquistó y mantuvo una posición de poder y riqueza.

La tradición romana se reafirmó a partir del Renacimiento Italiano, la tradición germánica se abrió paso con la reforma en el siglo XVI, pero durante la edad media, la filosofía permanece ligada a la iglesia, y la idea del dios – emperador, fue sustituida por el poder del papa como representante de Dios.

El  imperio cayó en las manos de los descendientes teutónicos de los invasores bárbaros hasta la llegada de Napoleón, cuando fue conocido como el Sacro Imperio Romano Germánico.

El mundo de la filosofía católica alcanzó su madurez con San Agustín que fue influido por Platón, y finalmente llegó a su punto crucial con Santo Tomás de Aquino, quien asentó a la iglesia sobre una base aristotélica.

En la época de Marco Antonio, Herodes, un judío helenizado, fue designado rey. A su muerte,  en el año 4 A. C. Judea pasó a ser  gobernada por un procurador romano. Pero los judíos no veían con buenos ojos a los dioses – emperadores romanos. Tampoco a los cristianos. Luego del enfrentamiento bélico entre ambos pueblos y habiendo transcurrido el primer siglo D. C., el cristianismo y el judaísmo se enfrentan como dos religiones distintas y antagónicas. En occidente el cristianismo atizó un sentimiento antisemita, de modo que los judíos, a partir de entonces, vivieron al borde de la sociedad, perseguidos y explotados, hasta el siglo XIX. Solamente florecieron en los países mahometanos, especialmente en España donde fueron expulsados por los moros.  Recién en 1948 tomaron posesión de la tierra prometida.

Al mismo tiempo que surge el cristianismo nace el gnosticismo. De acuerdo con el gnosticismo el mundo material fue creado por Jehová, quien entró en conflicto con la suprema divinidad y practicó luego el mal. Por fin el hijo del Dios supremo vino a vivir entre los hombres como mortal, para desarraigar las falsas enseñanzas del antiguo testamento.

La teoría gnóstica combina elementos de la leyenda griega y el misticismo órfico con las enseñanzas cristianas y otras influencias orientales, completándolo todo con una mezcla de filosofía usualmente extraída de Platón y del estoicismo.

En su desprecio por las cosas materiales fueron más lejos que los estoicos. Prohibieron comer carne y declararon que el sexo, bajo cualquier forma, era un asunto pecaminoso. A pesar de que estas sectas ejercieron cierta influencia, luego de Constantino perdieron importancia.

Mediante su apoyo a los pobres, la iglesia adquirió multitud de seguidores, de manera parecida a lo que habían hecho las familias sanatoriales de Roma en el pasado.

En 352, el emperador Constantino convocó al Concilio de Nicea, que fijó las normas de la ortodoxia frente al arrianismo.

Tres importantes clérigos pertenecen al último periodo del imperio romano de occidente: Ambrosio, Jerónimo y Agustín, que junto al papa Gregorio Magno fueron llamados los “doctores de la iglesia”.

Ambrosio hecho los cimientos de las relaciones entre la Iglesia y el Estado, que prevalecieron en toda la Edad Media. Tomó la pluma para recordarle al emperador que estaba obligado a servir a Dios, tal como los ciudadanos estaban obligados a servir  al emperador como soldados. Jerónimo fue el primero en traducir la biblia al latín, para ello se remonto a las fuentes hebreas, labor que emprendió con ayuda de eruditos judíos; también ejerció gran influencia en el desarrollo del movimiento monástico.  Agustín especuló en el campo de la teología y la metafísica. Fue también precursor de la teología protestante. El problema que Agustín plantea es el de mostrar cómo puede la omnipotencia de Dios conciliarse con el hecho de que la creación tuvo lugar según está expuesta en el Génesis, tomando esto como un hecho. Para ello es necesario distinguir la noción judía y cristiana de la creación y la que se encuentra en la filosofía griega. A un griego de cualquier época, le hubiera parecido absurdo que el mundo fuese creado de la nada. Pero Agustín adopta un Dios fuera de este mundo, un espíritu sin tiempo, no sujeto a la causalidad ni al desarrollo histórico. Cuando creó el mundo creó también el tiempo.

El tiempo para Agustín es un presente triple: el pasado existe como recuerdo en el presente, el futuro como una expectación presente. También se anticipó a la doctrina cartesiana al declara que lo único de lo que uno no puede dudar es que piensa.

La época de Agustín quedó señalada por la caída del Imperio de Occidente. Los godos de Alarico tomaron Roma en 410 y las tribus germánicas se expandieron en todos sus territorios. En el norte, Britania fue invadida por anglos, sajones y yutos; las tribus francas se extendieron por la Galia y los vándalos[1]avanzaron hacia el sur, penetrando en España y el norte de África. El sur de Francia fue ocupado por los visigodos, mientras Italia fue conquistada por ostrogodos.  Detrás de los godos, desde el Este, la tribu mongola de los “hunos”, conducida por su rey Atila, presionaba hacia el Oeste.

Bajo el mandato de Justiniano, se hizo el último intento para arrancar las provincias occidentales a los ocupantes bárbaros.


[1] Los vándalos fueron un pueblo germano de Europa central, que habitaban las costas bálticas. Penetraron con suevos y alanos en Galia y luego en España. En el año 420 D.C. invadieron África dónde establecieron un reino.

EL ESCOLASTICISMO

A medida que la autoridad central de Roma decaía, las tierras del Imperio de Occidente empezaron a hundirse en una era de invasiones y luchas.

En la Edad media, las tradiciones clásicas del pasado sobrevivieron en cierta medida. La instrucción se fomentaba en los monasterios, especialmente en Irlanda. En Bizancio sobrevivió el control imperial. Asimismo, mientras la cultura occidental aparentemente decaía, el Islam cobró vigor y se extendió en gran parte de la India y Medio Oriente, África del Norte y España. Por otro lado, las tribus bárbaras que invadieron Occidente, hicieron descender el nivel general de la instrucción. Así los clérigos, se convirtieron en un privilegiado grupo que sabía leer y escribir. Bizancio sufrió la ruptura final en 751 cuando los lombardos ocuparon Ravena.

La filosofía escolástica no tuvo rival hasta el Renacimiento.

El gran imperio agonizó hasta la conquista de Europa por parte de Napoleón.  Mientras tanto, las monarquías de España, Francia e Inglaterra iban legitimándose bajo la dirección de la Iglesia.

En el siglo X el papado estuvo manejado por la aristocracia local de Roma. La ciudad se hallaba sumida en un estado de caos y barbarie a causa de las constantes luchas acontecidas por lombardos, bizantinos y francos.  Los húngaros incursionaban en el norte de Italia, mientras los vikingos sembraban el terror en la costa europea. Las fuerzas imperiales, una vez más, eran demasiado débiles para gobernar Occidente.

En medio de tanta revuelta, el papado perdió su influencia sobre la Iglesia de Oriente. Con la llegada del siglo XI, los grandes movimientos de pueblos llegaron a su fin. La amenaza exterior del Islam había sido contenida. A partir de entonces Occidente pasa a la ofensiva. Mientras en Irlanda aun florecía la cultura griega, el resto de occidente sufría una decadencia general.  Pero al finalizar el siglo Europa comienza a entrar finalmente, en un periodo de regeneración.

Las dos dificultades más importantes que asediaban a la iglesia entonces, eran la práctica de la simonía[1] y el celibato. Ni en la iglesia de Oriente ni en las posteriormente reformadas iglesias de Occidente, fue considerado jamás el celibato como  moralmente valioso. De hecho el Islam llegó a condenarlo. Fue en esta época cuando la concesión de prebendas eclesiásticas a cambio de dinero se hizo frecuente.

El fervor religioso pudo haber sido una de las fuerzas originarias que contribuyeron al movimiento de las cruzadas, además de motivos económicos. Oriente ofrecía una promesa de botín, que además, podía obtenerse en defensa de una causa virtuosa y santa: los judíos de Europa constituían un blanco perfecto para la indignación religiosa.

El escolasticismo difiere de la filosofía clásica, ya que sus conclusiones quedan circunscriptas antes del hecho. Funciona dentro de una órbita de ortodoxia. Su santo patrón entre los antiguos es Aristóteles, influencia que desplaza a la de Platón.  Como método utiliza el sistema clasificatorio de Aristóteles utilizando la dialéctica.

Durante el siglo XIII, el movimiento escolástico alcanzó su máximo desarrollo. Al mismo tiempo, la lucha entre el papa y el emperador entró en su fase más enconada.  Es una época crucial para el mundo medieval, a partir de los siglos subsiguientes emergerán nuevas fuerzas, desde el Renacimiento hasta la afirmación de la ciencia y la filosofía en el siglo XVII.

El papa más politizado e importante fue Inocencio III (1198 – 1216), bajo el cual  su autoridad  alcanzó un nivel nunca igualado después. Estuvo a cargo de la tutela del hijo de Enrique VI, Federico II, que a temprana edad fue nombrado emperador de Sicilia. Inocencio llegó a dominar al emperador y a los reyes. Cuanto más firme era su dominación sobre este mundo, su autoridad religiosa decayó, circunstancia que más adelante condujo a la reforma.

Federico II había sido elegido con el apoyo papal, a expensas de promesas concernientes a la supremacía del papa. Ninguna de estas promesas pensaba mantenerla el emperador más tiempo del necesario. Este joven siciliano de ascendencia germana y normanda, creció en una sociedad en donde estaba formándose una nueva cultura. Aquí se combinaron las influencias musulmanas y bizantina, germana e italiana, para producir una civilización moderna, que dio el primer impulso al Renacimiento.

Federico llegó a ser coronado rey de Jerusalén, tierra de grandes intereses religiosos por entonces.

En el seno de la iglesia, surgen en este siglo, dos órdenes: los dominicos  y los franciscanos. A pesar de que ambas órdenes impusieron el voto de pobreza, tanto unos como otros alcanzaron una posición prominente en algunos aspectos, por ejemplo, en la Inquisición. Ambas se dedicaron al estudio y la enseñanza.

Hasta entonces los eclesiásticos habían encontrado inspiración en las fuentes neoplatónicas, pero el siglo XIII representó el triunfo de Aristóteles y fue Tomás de Aquino quien asentó la doctrina católica bajo esta filosofía. En 1309 fue declarada doctrina oficial de la orden dominicana y posteriormente se canonizó como Santo Tomás.

Lo que destaca al tomismo es el desinteresado  desligamiento de Sócrates y Platón, en donde se deja que el razonamiento lleve a donde se quiera. Sus conclusiones procuran que se debe estar indefectiblemente de acuerdo con el dogma cristiano.

Existe una fórmula escolástica que dice que no hay nada en el intelecto que no estuviese antes en la experiencia sensorial. Pero además existe la revelación, como fuente independiente de conocimiento. Mientras la razón engendra conocimiento racional, la revelación da fe a los hombres. Esto causa la impresión de que para el dogma tomista, hace falta la fe antes de emprender la búsqueda del conocimiento racional.

Tomás de Aquino desarrolló la teología dogmática, que en contraposición con la teología natural de Aristóteles (junto a la metafísica) trata de cuestiones accesibles a través de la revelación. Se trata de  cuestiones que van más allá del entendimiento. Además para Tomás a diferencia de Aristóteles, Dios es la fuente de toda existencia. La existencia para él depende de algo que existe por necesidad y ese algo es Dios. La justificación de la existencia es un punto central en la filosofía tomista.

“La divina Comedia” de Dante (1265 – 1321) es la mejor síntesis del pensamiento de la Edad Media. Dante logró con esta obra, hacer de la lengua vulgar un instrumento literario universal que se fue desarrollando progresivamente y consecuentemente, hizo que la Iglesia a causa de ello, perdiera su absoluto dominio sobre las cuestiones intelectuales.  Al mismo tiempo produjo una eclosión de la literatura secular.

Una de las principales diferencias entre la cultura griega y la medieval, es la concepción del pecado.  Para los griegos no existía ningún problema de redención o salvación, por consiguiente su pensamiento ético es contrapuesto a la metafísica. Mientras que para un griego la virtud es su propia recompensa, un cristiano debía ser virtuoso porque así lo ordenaba Dios.

LAS CREENCIAS CELTAS

En el caso de los celtas, eran los druidas quienes se encargaban de profesar los saberes, creencias y tradiciones. Los mismos se difundían oralmente de generación en generación. Uno de los conceptos comunes a las  tribus galas, era la creencia de la vida después de la muerte. Los druidas se encargaban de enseñar el principio de transmutación de las almas y preparaban a sus seguidores para la próxima reencarnación. Esta doctrina tan arraigada a los celtas, los condujo a enterrar a sus muertos con provisiones alimenticias, armas y ropas, para que el alma no esté desprovista de nada hasta encontrar un nuevo cuerpo que habitar.

En la creencia celta, los distintos planos de transmutación estaban simbolizados por la imagen de tres círculos concéntricos. Estos círculos eran desde adentro hacia afuera: Awbreth, que significa centro pero también, significa mente o comienzo. El segundo circulo es Gwynneth (pureza) y el tercero Kawgynt (cielo, espacio infinito).

AWBRETH: es el circulo de la necesidad y se identifica con el centro del universo, donde el ser comienza su existencia. Representa la vida terrenal.

GWYNNETH: es el circulo de la purificación. Allí descansa el alma de las reencarnaciones, para siempre.

KAWGYNT: es la morada del sumo poder del universo. Es el circulo infinito, ya que carece de límite exterior y en él el alma obtiene la serenidad eterna, libre de ataduras materiales.

CONCLUSIIONES

La literatura germánica es la raíz en común de muchas otras literaturas. El pueblo germánico estaba constituido por un conjunto de tribus, cuyos hábitos, lenguas, tradiciones y mitologías eran afines. En esta esfera septentrional influyeron Roma y el Cristianismo.

Los germanos contaban con un alfabeto rúnico, que constaba aproximadamente de veinte signos, aptos para ser grabados en madera o metal y vinculados en la imaginación popular, a las hechicerías paganas. Antes de la era cristiana los idiomas germanicos se habían dividido en tres grupos: el oriental, occidental y septentrional. Este último logró su máxima difusión con la lengua de los vikingos, que la llevaron a Inglaterra, a Irlanda y a Normandía. También se habló en las costas de America y en Constantinopla.

Ufilas, obispo de los godos, fue el primero en tomar letras del alfabeto griego y las mezcló con letras del rúnico y latino formando lo que luego se llamó “escritura ufiliana”. Los celtas poseían también alfabeto rúnico.

Actualmente, las lenguas germánicas se hablan en gran parte del mundo, representadas principalmente por el inglés, neerlandés, alemán y lenguas escandinavas. Esto da cuenta de la gran influencia que han tenido los pueblos bárbaros, incluido el celta, en toda la civilización occidental.

La temática escogida que se ha desarrollado a lo largo de la cursada, está estrechamente ligada a la obra personal: el mito de Cessaire y los Formoré.

Partiendo de un mito celta auténtico, he elaborado una historia diferente, en la que se expresa el contraste entre mito y ciencia, y dónde también se muestran las relaciones que corrompen el poder. Así, a lo largo de la historia de occidente, nos encontramos algunos casos que se asemejan al mito que representé: el poder de los clérigos, los papas, los druidas o magos que ha servido para dominar a las masas y acumular conocimiento.

En lo personal debo agregar que durante el transcurso del proyecto, fui  modificando algunas cosas y agregando otras tantas, que han enriquecido el trabajo. La experiencia fue sumamente amena y el material teórico que sirvió de soporte para esta investigación, no solo complementó la obra, sino que también abrió camino a nuevos proyectos.


[1] Simonía es, en el cristianismo, la compra o venta de lo espiritual por medio de bienes materiales.  La palabra deriva de un personaje de los “Hechos de los Apóstoles”, llamado Simón el Mago, que quiso comprarle a un apóstol, su poder para hacer milagros. 

BIBLIOGRAFÍA: 

1.Russell Bertrand, “La sabiduría de Occidente”, 1960, Editorial Aguilar.

2. Rosapini Reynolds Roberto, “Los Celtas. Magia, mitos y tradición”, Continente Ediciones, Buenos Aires, 1998.

3. Borges Jorge Luis, “Literaturas Germánicas Medievales”, Buenos Aires, 1965.

DETRÁS DE ESCENA

TRABAJO FINAL

LIBRO DIGITAL

(LINK)

http://dl.dropbox.com/u/13293790/libro%20final%20con%20texto.swf

LIBRO IMPRESO

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s